Entradas

A mis 55 años sigo en plena forma y preparado para dar guerra en el escenario

El músico Nacho Campillo,  alma máter de Tam Tam Go, visita Pontedeume para repasar sus grandes éxitos y presentar temas nuevos.

Mañana, viernes/ Sala Coliseo de Pontedeume / 23.50 horas (apertura de puertas a las 22.30 ) / 8 euros anticipada (10, en taquilla). 

«¿Que si sigo con fuerzas para los conciertos? Pues claro que sí, yo me cuido mucho y a mis 55 años sigo en plena forma y preparado para dar mucha guerra sobre el escenario… ¡Me encuentro mejor que nunca!». Al otro lado del teléfono, a Nacho Campillo, alma máter de Tam Tam Go, la duda casi le ofende. Y es que él sigue amando la música como el primer día. A pocos meses de que la banda con la que saboreó la fama se reencuentre con motivo de su 30 aniversario, Campillo visita Pontedeume para repasar los grandes éxitos de la mítica formación, pero también las melodías más conocidas de su carrera en solitario. Y hasta es posible, anuncia, que presente en primicia alguno de los temas de Pacífico, su próximo disco, que saldrá a la calle en otoño.

 -La cita de mañana en el Coliseo se enmarca dentro de un ciclo de conciertos dedicado a los 80. ¿Hay cierta nostalgia por aquella década?

-Yo creo que lo que pasa es que hay grupos que nunca se han ido y que ahora vueven a sonar porque mucha gente joven los están descubriendo por primera vez gracias a sus padres o sus tíos. Ahí están Los Secretos, La Guardia, La Unión, Hombres G…

-Y Tam Tam Go, que en el 2017 cumple la friolera de 30 años, que se dice pronto.

-Sí, ya ha llovido,y para celebrarlo el año que viene nos vamos a reunir para hacer una gira conmemorativa de conciertos y sacar una reedición de lujo de nuestros temas, seguramente con el sello de la Warner.

-¿Será algo puntual o planean un regreso de largo recorrido?

-En principio será algo puntual, pero… ¿Quién sabe? Si hay buena química a lo mejor nos planteamos algo más.

-¿Los temas que tocaban en los 80 y los 90 siguen teniendo vigencia hoy en día?

-Yo creo que sí, y si no fíjate en Manuel Raquel, un tema que hablaba de la homofobia y la transexualidad… Treinta años después, la matanza de Orlando nos demuestra que, por desgracia, las cosas siguen igual. De todas formas, en mis conciertos siempre intento presentar las canciones de una forma diferente. Es lo que pasa conManuel Raquel, de la que hago una versión más actual, aunque otras las toco exactamente igual, como Espaldas Mojadas, porque ya en su época sonaba moderna y adelantada a su tiempo.

-En Pontedeume repasará todos esos grandes éxitos y avanzará algún tema de su nuevo disco en solitario, «Pacífico». ¿A qué suena este nuevo trabajo?

-Es un disco diferente al que saqué como Reyno (Animal Reset). Aquel era un trabajo de aire folk, intimista… Y este un álbum más rockero, más guitarrero, con canciones muy directas. Saldrá probablemente en octubre y le he llamado Pacífico porque tiene destellos de la música americana, pero también porque es un canto a la paz. El álbum tienen un espíritu muy hippy y pacifista.

-Dice que a los 55 la música le sigue ilusionando tanto como antes, pero… ¿Hay algo que eche de menos de sus inicios?

-Lo que echo de menos es la naturalidad y la manera orgánica de hacer música que imperaba antes. Ahora hay mucha música enlatada, en la que se usa mucho la tecnología, pero se olvida el contenido, el fondo. Con demasiada frecuencia se nos olvida que la música es un vehículo para transmitir y emocionar.

Fuente:La Voz de Galicia